Ritual de los 108 Saludos al Sol ó Surya Namaskar

Actualizado: 23 de mar de 2019





Quiero como siempre compartir con vosotr@s otra experiencia más. La práctica del yoga en mi vida es fundamental, cada día se descubren nuevas puertas que se abren con un dulce esfuerzo vocacional y devocional a  medida que vas aprendiendo y creciendo.


Los 108 saludos al sol es un ritual que se realiza con diferentes propósitos. Se suele realizar en los cambios de estación, sobre todo primavera o verano. Para renovar energías vitales o para iniciar o finalizar un ciclo, despiertan la energía solar y estimulan el corazón y los meridianos que llegan a este, o dícese de los canales energéticos que llegan hasta nuestro corazón. Se estimula sobre todo el tercer chakra, el del plexo solar y la voluntad que reside en él. Es por ello una bonita forma ritual de ofrecer nuestra voluntad al servicio de lo divino. En el momento que realizas este ritual todo tú ser está en el momento presente. Es un esfuerzo físico importante y tienes que estar muy concentrado en la respiración. Tanto si lo haces guiado como tu mismo, al solo ser consciente de sincronizar tus movimientos con la respiración, se le puede considerar una meditación en movimiento.

Se realiza repitiendo 108 veces el Surya Namaskar generalmente el A, pero puede variar según las escuelas de Yoga. Es perfecta para comenzar la práctica, porque sus movimientos son más rápidos que el ritmo que llevamos en las asanas. Por eso no se puede concebir una práctica de Yoga sin el Saludo al Sol (en mi opinión). De hecho el saludo al sol puede ser en sí una práctica de Yoga completa como es en el caso de los 108 saludos al sol.

¿Por qué 108?



En la tradición Hindú y yogui el numero 108 es muy especial y tiene un poder místico y espiritual. Pero hay muchos porqués, algunos de ellos probados científicamente, otros son por tradiciones religiosas o espirituales. Pero sea casualidades o no es realmente curioso de saber. Y aquí os cuento algunos de los detalles de la importancia y simbolismo que tiene el número 108.

Los hindúes eran matemáticos, pero para lograr sus conocimientos antes que nada eran yoguis, se dedicaban a prácticas yóguicas en las cuales encontraban la respuesta a sus preguntas acerca del universo y el cosmos.

En el libro Surya Siddhanta, el cual es el libro astronómico más antiguo de la tradición hindú (de acuerdo con intelectuales fue escrito más o menos alrededor del quinto o sexto siglo a.C.), se explica que la tierra tiene forma de una bola y que mientras el sol se mete en India en el otro lado del mundo apenas se asoma. Que interesante conocimiento para su época verdad?!

En el alfabeto sánscrito hay 54 letras. Cada una tiene un masculino y un femenino (Shiva y Shakti). 54 por 2 es 108.

Los chakras son intersecciones de líneas de energía, y se dice que hay 108 líneas de energía convergiendo en el chakra del corazón. Una de estas líneas, Sushumna lleva al chakra de la coronilla, y se dice que este es el camino a la realización.

Hay 108 formas de baile en la tradición hindú.

En los escritos también se dice que el diámetro del Sol multiplicado por 108 equivale la distancia entre el Sol y la Tierra y el diámetro de la Luna multiplicado por 108 equivale a la distancia entre la Tierra y la Luna. El diámetro del Sol es 108 veces el de la Tierra.

1 representa a Dios o a la verdad Divina.

El 0 representa el vacío o lo completo en la práctica espiritual; el 8 representa lo infinito o eterno; por esta razón hay 108 cuentas en una mala.

Un Mala es un serie de cuentas (tipo rosario) que se utilizan en varias tradiciones orientales para repetir Mantras. La repetición de Mantras y en especial 108 ayuda a tener más concentración durante la meditación y como consecuencia una mayor realización espiritual.



Esta semana se lo propuse a los alumnos, ya que se juntaban dos acontecimientos importantes para nosotros los Yoguis. Por un lado era luna LLena y por otro el Solsticio de Primavera... Qué mejor que hacer el ritual de los 108?

Sin dudarlo aceptaron!!! es que tengo unos alumnos que valen oro!!

Empezamos al rededor de las 20.00 y para las 20.50 ya los habíamos realizado.

Cuando hice sonar el Cuenco dando por finalizado el Ritual, estaban pletóricos!. No podían parar de hablar, de moverse, de reirse!! Ha sido maravilloso!!.

Estaban tan alegres que no había forma de que se tumbaran en #Savasana para la relajación final (cuando acabamos de realizar un esfuerzo de estas características, se debe parar para dejar que el cuerpo descanse y para que la energía se estabilice).

Después de una meditación guiada de unos 15 minutos, en la Shala no se movía nadie! habían pasado de un estado de euforia a uno de relajación tan profunda que estaban inmóviles...


Sin duda ha sido un día especial.

La energía que había antes, durante y después de la practica era mágica!.

Ahora queda escucharles, observarles, hablar con ellos de lo que han sentido en los días posteriores, y sobre todo quererles!.

Jamas pensé que iban a llegar a mi personas tan increíbles (todos mis alumnos, independientemente de los que han hecho el ritual o no).

Todo lo que les propones les viene bien, siempre están dispuestos a hacer cosas nuevas, siempre con una sonrisa y con el corazón abierto...

Sin ningún tipo de duda, tengo a los mejores compañeros de camino que podría tener.





Te aconsejo que lo pruebes, tanto sol@ o acompañad@ es una experiencia que puedes sentir como algo único. Si lo has probado alguna vez y quieres comentarnos algo, déjanos tu comentario!


NAMASTE.




centro de yoga